Fatiga invernal: luche con la espirulina

El invierno es una época que puede resultar brutal para el cuerpo. Por lo general, su cuerpo y su mente están muy cansados. Y esto no es anormal, porque la poca luz y el frío cansan tu cuerpo. Te sientes agotado, sin ninguna motivación… En realidad este fenómeno es recurrente con cada llegada del invierno, cada año entre noviembre y febrero, estás cansado. A esto se le llama fatiga invernal. Puedes tomar algunos hábitos para luchar contra este estado de fatiga, y en particular optar por la espirulina. Explico todo en este artículo.

Fatiga invernal: las causas

La fatiga invernal es un fenómeno completamente normal que observable en la mayoría de hombres y mujeres durante los meses de invierno. Hace frío, los días son cortos, el sol es muy reducido, la luz es baja en general… Todas estas condiciones cansan tu cuerpo y tu mente. Es difícil luchar y encontrar la motivación para embarcarse en nuevos esfuerzos. Aún así, existen soluciones que pueden ayudarlo a ver el final del túnel, recuperar energíay hacer que se sienta menos cansado.

Espirulina para un pequeño impulso

La espirulina es un alga que concentra muchos nutrientes. Es un producto completamente natural que se ha utilizado desde los albores de los tiempos. Esta microalga de agua dulce es un microorganismo que existe desde hace 3.500 millones de años. Debes saber que crece de forma natural solo en las cálidas aguas de los lagos, en México, Chad, los Andes, Kenia, Marruecos, India o incluso China. Esta alga se consume seco y disponible de diferentes formas consumirlo ocasionalmente. Es posible agregar polvo a la dieta, o consumirlo en forma de tabletas o cápsulas.

El origen geográfico de la espirulina

Es imperativo prestar atención al origen geográfico de la espirulina. De hecho, esta alga de agua dulce acumula metales pesados ​​en ambientes contaminados. Algas marinas Por lo tanto, puede cargarse con productos nocivos para su salud.. Es por ello que es imperativo asegurar el origen geográfico de la espirulina. Es necesario en particular elegirlo orgánico cuando sea posible.

Un concentrado de nutrientes

La espirulina es un verdadero concentrado de nutrientes. Por tanto, es especialmente rico en vitamina B12, hierro, betacaroteno, proteínas, minerales, calcio, fósforo, magnesio, zinc y cobre. Estos oligoelementos son perfectos para la salud y especialmente para reducir la fatiga invernal. La espirulina también contiene clorofila y ficocianina. Es un poderoso antioxidante y un concentrado que ayuda a promover la buena salud de su cuerpo. Debe consumirse puntualmente para sentir los beneficios, en forma de cura.

Las ventajas de la espirulina.

La espirulina es un producto natural. Además, este complemento alimenticio contiene vitaminas y minerales que son buenos más eficaz que los complementos alimenticios químicos. Cuando te falta vitamina A en invierno, el betacaroteno que contiene naturalmente la espirulina es ideal y te ayudará a sentirte menos cansado. ¡Sepa que no corre el riesgo de sufrir una sobredosis! Sin mencionar que su riqueza en hierro y vitamina B12 es un un verdadero aliado para las personas cansadas o incluso anémicas. Por todas estas razones, puede tomar tabletas de espirulina para reducir la fatiga.

Espirulina: una verdadera fuente de proteínas

Entre los otros beneficios de la espirulina se encuentra este. De hecho, esta alga es rica en proteínas y contiene los principales aminoácidos esenciales. Algunos están presentes en pequeñas cantidades, y obviamente es necesario completar estas cantidades con una dieta saludable. Por ejemplo, una mujer que pesa 60 kilos necesitará 60 gramos de proteína al día y la espirulina le proporciona solo unos 5 gramos. Por tanto, no debemos estar satisfechos con la espirulina como ingesta diaria de proteínas, sino úsalo como suplemento.

Los efectos secundarios de la espirulina

Sin embargo, algunas personas no deben consumir espirulina. De hecho, se recomienda tener en cuenta los consejos de un médico cuando tenga alguna duda. Por ejemplo, las mujeres embarazadas y en período de lactancia no deben consumir espirulina, al igual que las personas que padecen gota o fenilcetonuria. Además, tenga en cuenta que la espirulina puede causar náuseas.

Por tanto, se recomiendaaumentar gradualmente las cantidades ingeridas de espirulina para que su cuerpo se acostumbre a consumir espirulina. Déjame darte un ejemplo: si tomas espirulina en forma de tableta, puedes consumir una al día con un gran vaso de agua durante cuatro días, luego pasar a dos, etc. hasta alcanzar el número máximo de comprimidos. Asimismo, es recomendado seguir un curso de dos meses, y pare.

La cura de la espirulina

Por tanto, es necesario consumir espirulina en forma de cura. Personalmente, lo tomo en invierno y al final del verano. Por lo tanto, dos veces al año durante dos meses tomo tabletas de espirulina por la mañana, con un gran vaso de agua. Rápidamente siento los beneficios y, en particular, tengo menos dificultad para levantarse por la mañana y salir. La sensación de fatiga disminuye y me siento más motivado, en forma y menos agotado. Para mí, la cura de la espirulina se ha convertido en un imprescindible y un aliado para pasar un invierno más tranquilo y menos cansado. También motivé a mi esposo a que hiciera su pequeña cura al comienzo del invierno, con el fin de sentirse mejor en su cuerpo y en su cabeza.

Como habrás comprendido, la espirulina tiene muchas ventajas. Por lo tanto, puede consumir estas algas en forma de cura, varias veces al año. Lo encontrarás en forma de polvo, tabletas o cápsulas. Depende de ti elegir el que más te convenga, comprobando obviamente el origen de la espirulina. Este ingrediente natural puede convertirse en un verdadero activo para luchar contra la fatiga invernal, pronto sentirás los beneficios. También puedes leer: Llegó el invierno … ¡Estoy rehaciendo mi armario!

chevron_left Anterior1 en 1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *